Maralba

¿Y tú, que quieres ser?

Cuando empezamos a tener uso de razón la vida se nos vuelve una constante incógnita, millones de cuestiones que sólo se responden con el paso de los años. Empiezas el colegio, donde juegas, conoces a otros niños, empiezas a vivir. En este punto, ya no eres sólo tu el que tiene preguntas, tu alrededor también se cuestiona qué quieres ser, dónde quieres llegar, con qué sueñas. Aún no sabes que comida prefieres, ni que color, ni olor y ya te predisponen a pensar en que quieres ser de mayor. Con el paso de los años la cuestión permanece, cada vez se agranda más su radio de implicación, más gente que pregunta, más opciones y cada vez más cuestiones. Llegas al instituto y ya tienes que empezar a elegir tu camino, derecha o izquierda, letras o ciencias, blanco o negro. La vida se resume en que aspiras ser, para poder pagar el pan de mañana. Entras en la universidad y otra vez, que más quieres ser, que especialidad prefieres, otro abanico de opciones. 

Cansa, cansa estar pensando que quiero ser, o mejor, que quieren que sea.

No quiero saber lo que seré, quiero saber lo que soy.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: